Formación en valores desde pequeños

El comportamiento de las personas está fundamentado en una serie de valores imprescindibles para la convivencia humana. La pérdida de estos valores actualmente es uno de los principales motivos por los que existen tantos problemas en nuestra sociedad.

Los valores se inculcan en los niños desde muy pequeños. En primer lugar, es el ámbito familiar el encargado de realizar esta tarea. Los padres son los primeros educadores y es sobre ellos donde recae mucha parte de esta responsabilidad. Sin embargo, aunque la enseñanza en valores que los padres han dado a sus hijos haya sido buena, es el hijo a medida que va creciendo para formarse como adulto, quien decide si aplicar las enseñanzas de sus padres.

Obviamente hay que decir que si la instrucción en valores por parte de los padres no ha sido buena es muy difícil que el niño la consiga por sus propios medios.

Por otro lado, una pequeña parte de este compromiso de educación está en los colegios. Cuando somos pequeños permanecemos una gran cantidad de horas fuera de casa, y es aquí donde un niño puede ver y asimilar actitudes ante la vida. El principal educador en valores de un niño es una persona adulta, a los niños les gusta observar e imitar a sus mayores, repiten las palabras que oyen y hacen lo que les ven hacer. Pero es en el colegio donde tienen la oportunidad de compartir momentos con otros niños de su misma edad, y es ahí cuando hay que ser conscientes de enseñarles a convivir con otras personas de su entorno.

¿Cómo enseñar valores a nuestros pequeños?

Responsabilidad: Para enseñar responsabilidad a un niño pequeño lo primero es saber dar ejemplo. Hay que enseñarles a hacer tareas adecuadas para su edad. Primero has de pedírselo y enseñarles a hacerlo, poco a poco conseguirás que sea el propio niño el que tome la iniciativa.

Respeto: El respeto a los demás es uno de los valores más apreciados por las personas. Puedes enseñar a un niño a respetar a otras personas enseñándoles a contestar a las personas mayores con educación, cuando pida algo que lo pida siempre utilizando las palabras “por favor”, enseñarle a no interrumpir a otra persona en conversaciones. Igualmente debes ser su ejemplo actuando hacia otros de esta manera.

Generosidad: Compartir tus cosas con el niño es la mejor manera de enseñar generosidad. Puedes compartir comida y ofrecerle parte de la tuya, objetos e incluso también puedes compartir momentos como puede ser decirle si quiere pintar contigo. Hay que enseñarles a no ser el centro de atención y a no exigir con las palabras “quiero” o “dame”.

Agradecimiento: Es muy importante enseñar a un niño a pedir las cosas “por favor” pero igualmente importante hay que enseñar a decir “gracias” al ayudarles a hacer algo, al recibir cualquier cosa que esperan con ilusión… Ser una persona agradecida les aportará alegría y felicidad.

Colaboración: Igualmente que para enseñar a un niño responsabilidad al ayudar en las tareas de la casa, este un buen comienzo para demostrarle la importancia de colaborar con otros y ayudar a las personas.

AmabilidadHay que enseñar a los niños a utilizar palabras adecuadas, a no herir a los demás con malas palabras. También empatizar y demostrarles la importancia de conocer los sentimientos de otros para no hacer daño.

Related posts

¿Conoces el origen del tradicional roscón de reyes?

Como tantas otras costumbres navideñas, cada 6 de Enero, en la mayoría de las mesas de los españoles hay un delicioso postre, que se ha convertido en el protagonista indiscutible. El tradicional roscón de reyes. Los expertos confiteros apuntan que el famoso roscón de reyes ya se preparaba miles de...

Ver más

Programa «Juego limpio»

En el día de hoy, Arco Iris quiere felicitar a los equipos benjamín y alevín de fútbol sala del Colegio Tomás de Montañana, por finalizar campeones de su grupo en el Programa “Juego Limpio”, organizado por la Fundación Deportiva Municipal. Felicidades también a los padres y a nuestro entrenador...

Ver más