actividades extraescolares
15/05/2014

Las actividades extraescolares tienen que ver con todo lo que se realiza fuera del ambiente escolar pero que son planificadas dentro de los mismos centros educativos; creadas con el objetivo de divertir a los niños fuera de las aulas pero siguiendo una temática de enseñanza y aprendizaje.

Los centros de estudio brindan distintas actividades de expresión artística, musical, científicas y deportivas, cada actividad es guiada por profesores, quienes planificaran y coordinaran pero, son los niños quienes seleccionaran sus actividades, de acuerdo a su interés e inclinación por alguna actividad en especial.

Por otro lado, tenemos las actividades extraescolares de refuerzo, que ayudarán a fortalecer  lo aprendido durante las clases.  Sabemos que la mejor forma en que un niño aprenda es jugando y actualmente se dispone de una herramienta de fácil acceso, el internet.  Juegos, videos, canciones, son muchas las alternativas que los padres pueden aprovechar, además es muy importante saber escucharlos, la comunicación entre padres e hijos es de suma importancia para su desarrollo.

Existen además actividades extraescolares que son llevadas a cabo por decisión de los padres,  tutorías, la práctica de un deporte, clases de danza y karate, entre otras. Estas actividades son algunas de las muchas que existen que puede desarrollar un niño, por decisión de los padres, y que contribuirán con su desarrollo integral.

La mayoría de los niños tienen una energía insaciable por lo que  estas actividades son de gran ayuda para los padres, que además de largas jornadas de trabajo, no cuentan con la energía necesaria para jugar con los niños.  Por ejemplo, la práctica de un deporte favorece la relación con otros niños, el trabajo en equipo, la disciplina, además de mejorar la condición física.

Cada niño es diferente, por lo que la selección de la actividad extraescolar debe ser acorde al temperamento del niño, forzar a un niño para que realice alguna actividad porque los demás niños lo practican o porque simplemente como padres nos llama la atención es un error que se comete a menudo y lo único que se logrará es que el niño llegará a aborrecer esta actividad.

Es importante que estas actividades no se tomen como una obligación para el niño, ya que nos estaríamos desviando del objetivo principal; deben ser divertidas y que se tomen en un tiempo adecuado, para no sacrificar el poco tiempo de convivencia familiar.

Son los padres quienes guían el desarrollo y la educación de un niño, pero saturarles su horario con diversas actividades significaría limitar su creatividad, agotarlo y estresarlo, así que es importante programar un tiempo libre en el que ellos decidan qué hacer, tomar en cuenta su opinión es de gran valor, puesto que a pesar de su corta edad, son personas diferentes, con personalidad propia.