plastilina casera
24/05/2013

¿Os gustaría aprender a fabricar plasti en casa con los niños? Os traigo la receta paso paso de plastilina casera DIY, ¿a que es una chulada?

En la primera parte de la elaboración de la receta no pueden ayudar los peques porque necesita fuego, pero una vez fuera del calor, ellos pueden amasar y dar color, se lo pasarán en grande, ¡¡ya veréis!!

Se conserva mucho tiempo en un recipiente tapada e incluso más si la dejamos en la nevera envuelta en film.

Veréis qué fácil es hacerla con los utensilios normales de cocina, y si se la llegan a comer no pasa nada, porque son todos ingredientes naturales.

¿Qué necesitamos?

-2 tazas de harina

-2 tazas de agua tibia

-1 taza de sal

-2 cucharadas de aceite vegetal (el de girasol vale)

-1 cucharada de cremor tártaro (con él se consigue mucha más elasticidad, pero no es imprescindible)

-Colorante alimenticio en gel

-1 cucharadita de cualquier sabor tipo vainilla, canela… (así en caso de que se lo coman, al menos tendrá buen sabor ;) )

¿Cómo lo hacemos?

Tamizamos la harina con el cremor tártaro y la sal, ponemos ésta mezcla en el cazo y añadimos, poco a poco, el resto de ingredientes húmedos, calentamos a fuego lento, removiendo sin parar hasta formar una pasta que parecerá puré de patatas ;) . Cuando la masa se despegue totalmente de los lados del cazo, estará perfecta para sacar. Si la masa está pegajosa es porque necesita más cocción.

Sacamos la masa del fuego y la dejamos templar un poco para no quemarnos.

Amasamos sobre una superficie lisa hasta que consigamos la textura de la plastilina.

Dividimos la masa en trocitos y le añadimos un poquito de colorante a cada trozo.

Amasamos de nuevo para que vaya cogiendo bien el color que queremos por todas partes.

Y ya tenéis una plastilina casera lista para que los peques de la casa se lo pasen en grande y puedan hacer volar su imaginación inventando figuras.

OJO:  En cuanto terminéis de hacerla, poner en remojo el cazo e incluso limpiarlo si es posible; en caliente se hace rapidísimo, pero cuando se enfría la masa, se queda muy pegada y cuesta horrores despegarla ¡el que avisa no es traidor!

Vía@Pintandounamama